jueves, 29 de diciembre de 2011

Novena a San Pio de Pietrelcina (interpretada por Henry Mendoza)


Día 1°
            Amado Padre San Pío de Pietrelcina, tú has llevado sobre tu cuerpo los estigmas de nuestro Señor Jesucristo. Tú también has llevado la cruz por todos nosotros, soportando los sufrimientos físicos y morales que te flagelaron continuamente el alma y el cuerpo, en un doloroso martirio. Te rogamos, intercedas ante Dios Todopoderoso para que cada uno de nosotros sepa aceptar las pequeñas y grandes cruces de la vida, transformando cada individual sufrimiento, en un seguro vínculo que nos lleve a la Vida Eterna.
            Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pio, míranos con bondad y alcánzanos de Dios Padre, imitar tus ejemplos y palabras, para que nosotros podamos huir siempre del pecado y ser ejemplos vivos del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.
Credo
            Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.  Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.  Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
Padre Nuestro
            Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.
Ave María
            Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita Tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
 Jaculatoria
Jesús, María, Os amo, salvad almas.
Gloria
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Día 2°
            Santo Padre San Pio de Pietrelcina, tú que estas cerca de nuestro amadísimo Padre Celestial, y has recibido la santidad y la gracia para resistir las tentaciones del maligno. Tú has sido golpeado por los demonios del infierno, que quisieron convencerte a abandonar tu camino de santidad. Te pedimos que ruegues a Dios por nosotros, para que con tu ayuda y con la de Nuestro Señor, encontremos la fortaleza espiritual para renunciar al pecado y para conservar la fe hasta el día de nuestra muerte.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, tu naciste en el seno de una familia pobre, trabajadora y profundamente cristiana, alcanzanos de la Providencia Divina un trabajo digno que haga posible el crecimiento humano y cristiano, de las familias de nuestra patria. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 3°
                Virtuoso Padre San Pío de Pietrelcina, tú has querido muchísimo a Nuestra Señora; quien cada día te concedió gracias y consuelos que solamente ella podía alcanzar de su hijo Jesús. Te suplicamos ruegues por nosotros a la Virgen Santa y pongas en sus manos nuestros pecados y nuestras frías oraciones, para que como en Cana de Galilea, por intercesión de María, Jesús nos conceda llegar a la santidad y a la vida eterna.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, tú que respondiste tempranamente a la vocación con que Dios te llamó a la vida religiosa, por tu intercesión alcanza a la Iglesia, muchos santos, religiosos y religiosas, que sean dignos de santidad en medio del pueblo de Dios. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 4°
                Casto Padre San Pío de Pietrelcina; tu estableciste un vinculo perfecto con tu Ángel de la Guarda, quien te sirvió de compañía, de guía, de defensor y de mensajero. Tu nos enseñas con tu ejemplo a amar a nuestro Santo Ángel y vivir en su presencia, a ti los ángeles te llevaron el ruego de tus hijos espirituales, por eso, te pedimos, intercedas ante de Dios para que también nosotros aprendamos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda, para que en todo momento sepamos obedecerle, pues es la luz viva de Dios que nos evita la desgracia de caer en pecado. Nuestro Ángel siempre está listo a señalarnos el camino del bien y a disuadirnos de hacer el mal.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, que consagraste tu vida sacerdotal a la conversión de los pecadores a través del sacramento de la reconciliación. Alcánzanos a todos los miembros de la iglesia, la gracia de  poder vivir en continua conversión. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 5°
                Prudente Padre San Pío de Pietrelcina. Tú que tanto amas y nos enseñas a amar a las Almas del Purgatorio; por las que te has ofrecido como víctima que expió sus penas. Ruega a Dios, para que ponga en nuestros corazones sentimientos de compasión y amor por estas almas. También nosotros las ayudaremos y reduciremos sus tiempos de destierro y de gran aflicción. Ganando para Ellas, con sacrificios oraciones y santas Indulgencias el descanso eterno, sacándolas del lugar del sufrimiento.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, cuya vida fue marcada por el sufrimiento y las tentaciones. Alcánzanos de Dios, la gracia de aceptar nuestras cruces con espíritu reparador y sean para nosotros fuente de purificación y apostolado. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 6°
                Obediente Padre San Pío de Pietrelcina. Tú has querido a los enfermos más que a ti mismo, porque en ellos vistes a Jesús. Tú, en el nombre de Dios has obrado milagros de sanación en el cuerpo, en el alma y en la mente, en el presente, en el pasado y en el futuro de las personas; devolviendo esperanza de vida y renovación del espíritu. Te pedimos para que ruegues a Dios para que todos los enfermos; por intercesión de María Santísima, puedan experimentar tu potente ayuda y a través de los favores recibidos, encuentren toda clase de beneficios espirituales y agradezcan para siempre a Dios.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, que aceptaste con amor tu vocación reparadora, ofreciéndote como víctima con Cristo por los males del mundo, alcánzanos la gracia de hacer de nuestra vida una ofrenda permanente y agradable a Dios. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 7°
                Bendito Padre San Pio de Pietrelcina. Tú has realizado el proyecto de salvación de Dios y has ofrecido tus sufrimientos, para desatar a los pecadores de las riendas de Satanás. Ruega a Dios para que los hombres, que no creen, tengan una fe verdadera y se conviertan; arrepintiéndose en lo profundo de su corazón para que las personas con poca fe crezcan en su vida cristiana; y para que los hombres justos perseveren en el camino de la salvación.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, que hiciste de la oración el alma de tu acción apostólica, alcánzanos de Dios la gracia de realizar en nuestra vida, las palabras de Jesús: “Hay que orar siempre y no desfallecer nunca” (Luc 18:1). Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 8°
                Buen Padre San Pío de Pietrelcina, Tú has querido mucho a tus hijos espirituales. Y los has hecho renacer con la ofrenda de tu sangre unida a la de Jesús. También a nosotros nos concedes sentirte como nuestro padre espiritual. Con esa paternal protección que te caracteriza, consíguenos de Dios la fortaleza para que en el momento de la muerte, te encontremos en las puertas del Paraíso, en espera de nuestra llegada.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, tu practicaste en forma heroica las palabras de Jesús: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado” (Jua 15:22); haciendo así presente a Dios en medio de los hombres, alcánzanos el don de servir a nuestros hermanos más necesitados, con cariño y  desinterés evangélico. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Día 9°
                Humilde Padre San Pío de Pietrelcina, Tú has amado verdaderamente a la Santa Madre Iglesia. Ruega al Señor de la Mies para que mande obreros a Su Mies; de manera que, lleno el mundo de vocaciones santas, obtengamos como Iglesia la fuerza y la inspiración de Dios. Además te rogamos que intercedas ante la Santísima Siempre Virgen María; para que todos los hombres seamos conducidos hacia la unidad de los cristianos, reuniéndonos en la gran casa de Dios; solo así la Iglesia podrá ser el faro de luz y salvación en el mar de tempestad que es la vida.
                Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
                Padre Pío, que pasaste tu vida en el confesionario, derramando como Jesús la misericordia y sanando heridas espirituales, morales y físicas, alcánzanos de Dios, la gracia de ser testigos del amor misericordioso, del Padre Dios, con la paciencia, la humildad y el amor hacia todos los hombres. Roguemos al Señor.

(Rezar el Credo, Padre Nuestro, Ave María, Jaculatoria y Gloria)

Descargar aquí, el texto en PDF de esta devoción:
Descargar aquí, los audios MP3 comprimidos en ZIP de esta devoción:

2 comentarios:

Audiocatólico dijo...

Los nueve audios correspondientes a cada uno de los días de esta Novena fueron descargados del siguiehttp://www.zonaktolica.com.ar/2011/02/novena-san-pio-de-pietrelcina-reza.html
Bendiciones a Henry Mendoza por tan excelente trabajo.

henry mendoza dijo...

Agradecidos con la divulgación de este trabajo de evangelización AUDIOCATOLICO,muchas gracias. El mismo fue realizado en la Provincia de Heredia Costa Rica, gracias al apoyo de todos los devotos del Padre Pío del santuario parroquial en la Aurora de Heredia, en septiembre del 2007. A la novena original falta la Oración del Padre Pío, oración hecha canción por este servidor, sería bueno adjuntarla para completar la propuesta completa en este blog. Fuerte el abrazo de su amigo Henry Mendoza Zúñiga, cantautor católico costarricense.